literatura

Olvidé el paraguas, antes de ir a buscarte

Siempre empezó a llover
en la mitad de la película,
la flor que te llevé tenía
una araña esperando entre los pétalos.
Creo que lo sabías
y que favoreciste la desgracia.
Siempre olvidé el paraguas
antes de ir a buscarte,
el restaurante estaba lleno
y voceaban la guerra en las esquinas.
Fui una letra de tango
para tu indiferente melodía.

 

Julio Cortázar. Poemas de amor.

Foto Reza Shayestehpour

 

 

Anuncios
Estándar