politica, television

No tengo ninguna pregunta para usted

mariano

Lo podemos vestir como la fiesta de la democracia, podemos recordar que hace unos días Albert Rivera y Pablo Iglesias se ofrecieron a un ejercicio transparente con Jordi Évole como moderador, pero el programa ‘Tengo una pregunta para usted‘, que esta noche pondrá en escena Televisión Española,  solo será un producto de cara a la galería, esa manera con lo que los políticos, de vez en cuando, juegan con el barniz de la transparecencia para después demostrar que ellos sí dan la cara y no se esconden tras un buen plasma. Pero no será así.
Allí estará Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno, también  Ana Blanco y en el auditorio un grupo de espectadores. La escena no cambiará de ese formato que debutó en 2007 y se mantuvo irregularmente hasta 2009, pero todos sabemos que no será así. Una periodista de confianza, en una cadena amiga, con unas preguntas cribadas y doce interlocutores elegidos por una empresa de estudios de opinión.
Serán seis hombres y seis mujeres. Un ganadero, un pequeño empresario, una estudiante universitaria, un jubilado, un trabajador de la SEAT,  una desempleada, una funcionaria,  una empleada de gestoría con una incapacidad laboral, una ama de casa viuda, una educadora, un agricultor y una administrativa.
Aunque el espectáculo será en directo (es en diferido), no hay lugar a la sorpresa. Todo está perfectamente pautado, si esta noche conectan su televisor y aprietan el canal 1 del mando a distancia no esperen ningún sobresalto, en realidad estarán viendo un capítulo más de  ‘El show de Mariano’, una versión libre del celebrado ‘El show de Truman’.

A estas alturas,  quienes diseñan la política de comunicación del presidente, tendrían que ser más creativos, pero en el fondo saben que los resultados electorales se moverán en márgenes muy estrechos y,  seguramente, volverán a ganar los mismos.
No veré el programa, los programas de ficción no me interesan, porque ya sabemos que “se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo“. La frase es de Abraham Lincoln.

Anuncios
Estándar
politica

Lo que tú quieras oír

zapata

Guillermo Zapata es guionista y por ello agitador de conciencias. Alguien que como él es capaz de escribir mensajes en twitter que destilan antisemitismo y que resultan ofensivos a víctimas del terrorismo o la violencia nunca puede ostentar un cargo público, eso es una evidencia.

ScreenHunter_006Zapata seguramente es un provocador, pero no ahora, debe serlo desde hace tiempo. Esos mensajes datan de 2011 y justo ahora, cuando le han promocionado a un cargo de relevancia pública, es cuando todo se ha desbordado. Es tan lógica la decisión de la alcaldesa de Madrid, como oportunista la petición de dimisión, pero todo estriba en el doble rasero de la situación.
En twitter nos encontramos cada día con políticos que realizan comentarios desproporcionados, a intelectuales que se pasan de frenada con mensajes que intentan ser inteligentes y a ‘celebrities‘ que intentar incrementar su cuota de popularidad de la peor de las maneras.
No voy a defender a Zapata. Su actuación no fue afortunada, pero seguramente no vertía una opinión, sino que se le fue la mano en 140 caracteres en un exceso de pseudocreatividad y lo ha pagado.

ScreenHunter_007

Por aquellas fechas, en 2011, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy también cometió unos cuantos errores. No fue en ‘twitter’ fue por SMS dirigidos al extesorero del PP, Luis Bárcenas, unos mensajes después desvelados por el periódico ‘El Mundo‘.
Rajoy mantuvo contacto entre mayo de 2011 y marzo de 2013. Le pidió que negara la contabilidad B y los sobresueldos. Cuando se estrechaba el cerco sobre Bárcenas, en 2012, Rajoy intentó calmar a su interlocutor afirmando: “Luis nada es fácil, pero hacemos lo que podemos. Ánimo“. Al año siguiente, cuando se empezaron a conocer detalles sobre las cuentas en Suiza, el presidente pidió a Bárcenas “ser fuerte“.

En “Lo que tú quieras oír“, un cortometraje con guión y dirección de Zapata que tiene 108 millones de visualizaciones en youtube, el autor juega con la posibilidad de cambiar el orden de las palabras para variar el contenido del mensaje. La protagonista se engaña escuchando solo lo que quiere oír. Guillermo Zapata es guionista, pero no será concejal. Rajoy sigue siendo presidente del Gobierno.

 (La foto de portada es de Daniel Muñoz)

Estándar