Alejandro El Mono‘ ha muerto. Su hermano y sus amigos, todos ellos hinchas de Independiente, se lanzan a la difícil misión de recuperar los 300.000 dólares invertidos por el fallecido en una joven promesa (Mario Juan Bautista Pittilanga), un futbolista que apuntaba muy alto, que llegó a jugar en la selección argentina Sub 17, pero que poco se fue diluyendo y ahora juega en un torneo menor. Esa es la trama de la novela Papeles en el viento’ de Eduardo Sacheri.

Los tres amigos quieren recuperar la ‘plata’ para que Guadalupe, la hija de ‘El Mono’ tenga una buena educación y asegurarle de esa manera el futuro. Para ello todo vale, desde crear vídeos falsos de Pittilanga hasta manipular sus estadísticas. El objetivo es vender a un delantero que no hace goles y moverse con soltura en las pantanosas aguas de la representación de futbolistas y las negociaciones con los clubes.

La película, que se estrenó el mes pasado en Argentina, es una adaptación de la enorme novela de Sacheri, que ya inspiró “El secreto de sus ojos” una de los mejores films argentinos de siempre.  Esta protagonizada por Diego Peretti, Pablo Echarri y Cecilia Dopazzo.